Un paseo por la obra de grandes artistas.

jueves, 2 de marzo de 2017

CALO CARRATALÁ (1959) / AL FINAL LOS ENCONTRÉ


  •  Para ser un gran paisajista como el valenciano CARRATALÁ se ha de poseer un sentido de la perspectiva excepcional y una visión de horizontes ilimitados, una metáfora que permita al espectador penetrar en la sólida corteza del mundo. 


  •  En estas obras su mente creativa elucubra con los sueños cósmicos que ama; marca senderos, atmósferas, superficies, trabaja depurando la esencia pictórica hasta que represente en la mirada la huella de un silencio visual insondable.


  •  No cabe duda que ese talento se compone de muchos imaginarios y precedentes estéticos, de muchas formas de ver y contemplar, de maneras de enfoncar, de sentimientos que calan y emociones que nunca dejan de surgir.

No hay dolor en la voz. Sólo existen los dientes,
pero dientes que callarán aislados por el raso negro.
No hay dolor en la voz. Aquí sólo existe la Tierra.
La Tierra con sus puertas de siempre 
que llevan al rubor de los frutos.
(Federico García Lorca)

No hay comentarios:

Publicar un comentario